Celle de Herman Miller

Celle de Herman Miller

Diseño duradero, ergonomía y un aspecto característico.

La silla Celle tiene un aspecto diferente a las demás sillas de trabajo porque es diferente. Esla única silla que incorpora Cellular Suspension™ (suspensióncelular), un sistema resistente de células y bucles que distribuye el peso correctamente y permite que circule el aire, otro aspecto que incide en el confort cotidiano.

La talla única de la silla se adapta a los usuarios incluidos entre el 5º percentil femenino y el 95º percentil masculino. Celle es una silla global, puesto que cumple los códigos y las normativas en materia de ergonomía de todo el mundo.

El concepto se hace realidad.

La silla Celle se formó en la imaginación del diseñador Jerome Caruso, que ideó algo totalmente diferente: un asiento y un respaldo inteligentes y flexibles, capaces de reaccionar adecuadamente cuando el usuario se sienta, trabaja y se mueve.

Caruso patentó esta innovación con el nombre de Cellular Suspension™, debido a que la superficie está compuesta por pequeñas almohadillas que denominó células, las cuales conectó entre sí con bucles elásticos. Caruso compara el efecto de la suspensión con la flotabilidad: el agua te sostiene mientras flotas y va cambiando de forma a medida que te mueves.

Flexión donde se necesita.

Hemos conseguido diferentes niveles de flexibilidad en el asiento mediante la modificación de la profundidad de los bucles, lo que nos permite conceder a cada parte del cuerpo del usuario la elasticidad adecuada.

Ninguna de las 1.578 células que componen la silla Celle son idénticas.

Cada una de ellas ha sido contorneada para que se adapte a las saludables curvas de la silla, incluido el contorno pasivo PostureFit‚ que garantiza un soporte excepcional de la zona sacra. Todo ello ha sido posible mediante la utilización de un material tan simple como el polipropileno.

Confort en movimiento.

Con el objeto de complementar el soporte natural que ofrece el sistema Cellular Suspension, Celle incorpora el mecanismo patentado de basculación Harmonic™ de Herman Miller. Este mecanismo sincronizado y calibrado permite que el usuario se mueva de forma natural en el amplio ángulo de reclinado de 28 grados que ofrece la silla. No es necesario hacer ningún esfuerzo para mantener el equilibrio y el control.

Para todo el mundo.

Celle ofrece una amplia variedad de ajustes de gran versatilidad: ajuste neumático de la altura del asiento, tensión de basculación, soporte lumbar, profundidad del asiento, altura, anchura y rotación de los brazos, limitador de basculante y basculante hacia delante o negativo.

Una iniciativa ecológica

Celle es una excelente silla para el usuario y respetuosa con el medio ambiente. Como todos los productos que desarrollamos, cumple nuestro exigente protocolo medioambiental: Reciclable: 99%; tejido Latitude™ optativo, 100%.

Desmontaje para el reciclado: menos de 5 minutos.

Reducción de residuos: el proceso de fabricación cuenta con la certificación ISO-14001.

Embalaje: íntegramente reutilizable o reciclable.

Gracias a su transparencia, su gama de colores y su diseño sencillo, Celle se adapta a diversos entornos. Su aspecto neutro permite que otros elementos del mobiliario y arquitectura sean el centro de atención, por lo que es perfecta para entornos empresariales, sanitarios y educativos.

Colores, materiales y acabados.

Celle complementa los interiores con su asiento y respaldo de polímero moldeado, cuyo diseño abierto deja pasar la luz y el aire. Los colores varían desde los tonos oscuros a los claros y de los neutros a los inspirados en la naturaleza.