Sayl de Herman Miller

Sayl de Herman Miller

Diseño a su alcance

Tanto el diseño de calidad como el confort deberían estar al alcance de todos y en cualquier lugar, y despojarnos de las ataduras para superar nuestras expectativas forma parte de la naturaleza humana. SAYL, diseñada por Yves Béhar, es reflejo de este espíritu flexible y le brinda una gama de sillas tan asequibles como originales.

  La seña de identidad de SAYL es el primer respaldo con suspensión integral, que no incluye bastidor alguno, así como tampoco bordes duros. Al no existir un bastidor exterior rígido, el respaldo queda suspendido y ofrece más libertad de movimiento y un mejor soporte, además de favorecer la ventilación por el material elegido.

Tecnología de suspensión 3D Intelligent TM

El respaldo sin bastidor, inspirado en el puente Golden Gate de San Francisco, se sirve de los principios de unión de vanos para proporcionar un soporte ergonómico integral que se ajusta a sus necesidades.

  SAYL incorpora tecnología 3D IntelligentTM, lo que le permite ser la primera silla que verdaderamente no tiene bastidor, pues el soporte está moldeado directamente en el material del respaldo. La estructura en forma de torre en “Y” constituye el punto focal de la silla, y el respaldo con suspensión se extiende desde la parte superior de la torre, de igual manera que los cables de las torres de un puente colgante.

  La tensión es mayor en las zonas de transición, desde las zonas torácica a la lumbar y entre la zona lumbar y el sacro, lo que se traduce en un soporte ergonómico integral. Los “puntos de bisagra” que se incluyen permiten que estas áreas sean flexibles y soporten la saludable rotación hacia adelante de la pelvis. Por otra parte, la menor tensión en otras zonas del respaldo estimula una amplia variedad de movimientos mientras se permanece sentado.

La carcasa de la silla de trabajo tapizada imita la suspensión 3D Intelligent, lo que otorga a la silla un perfecto equilibrio entre soporte y libertad. También existe un soporte lumbar opcional para este modelo que proporciona un ajuste de diez centímetros.

Gama de sillería

El diseño único de SAYL y su amplia y expresiva gama de colores se adapta a cualquier entorno. El respaldo con suspensión integral le da una forma distintiva y muy definida que complementa los objetos que la rodean y trabaja con usted. La gama de sillería SAYL consta de diversas sillas de trabajo y confidentes que incluyen respaldo con suspensión, respaldo bajo tapizado, respaldo alto tapizado y respaldo de plástico. Las sillas confidente están disponibles con cuatro patas o base tipo trineo.

Diseño Eco-dematerialised TM

 

La innovación no sólo se aprecia en el diseño de la silla SAYL, sino también en su creación. El diseño Eco-dematerialisedTM significa que cada molécula que compone SAYL funciona de forma más eficiente, de manera que se utilizan menos componentes y materiales.

  La base del asiento ArcSpan, la estructura del apoyabrazos y el tren del mecanismo basculante se han fundido en una única pieza resistente, lo que reduce el material utilizado y su “peso” visual. La estructura en forma de torre en “Y” se ha esculpido y ahuecado con el objeto de conseguir la máxima resistencia con la menor cantidad de material posible.

  Todo lo anterior contribuye a reducir la huella de carbono de la silla SAYL. Asimismo, SAYL es reciclable en un 93%, no contiene PVC y se adhiere al protocolo MBDC “C2C” (Cradle to Cradle) y al certificado otorgado por el Instituto Ambiental GREENGUARD (GEI).

  SAYL ofrece un nivel excepcional de diseño y confort, además de un impacto medioambiental mínimo.

Historia del diseño

Le pedimos al diseñador Yves Béhar que creara una silla asequible que incorporara todos aquellos aspectos por los que se conoce a Herman Miller: diseño innovador, ergonomía de vanguardia, ingeniería de calidad y responsabilidad medioambiental. Béhar, que considera San Francisco como su hogar, comenzó observando aquellos diseños que ofrecen lo máximo a partir de lo mínimo. A continuación, se fijó en el símbolo más representativo de su ciudad: el puente Golden Gate.

De aquí surgió la inspiración de Béhar a la hora de diseñar la silla SAYL. Se sirvió de los principios de construcción de puentes para transportar cargas pesadas y los aplicó a su diseño. Al utilizar una torre de suspensión para soportar un respaldo sin bastidor se reducirían los materiales, el peso y el impacto medioambiental. El material de suspensión flexible en elastómeros se podía estirar de forma que proporcionara una tensión superior en aquellos puntos en los que se necesita soporte y una tensión inferior en otras zonas para permitir una gran variedad de movimientos.

Entonces, ¿por qué llamar a la silla “SAYL” en lugar de “Puente”? Lo sabremos si observamos el perfil de la silla. Al hacerlo, apreciaremos que la silla se asemeja a la vela mayor de un barco desplegada (mainsail en inglés), una imagen que recuerda a los veleros que navegan bajo el puente Golden Gate. La sustitución de la “i” de “sail” por una “y” es un guiño a la innovadora estructura en forma de torre en “Y” de la silla de trabajo.

Tras reconsiderar todas las piezas que componen la silla, Béhar y nuestro equipo de desarrollo crearon una silla mejor y más inteligente que constituye un nuevo punto de referencia en su clase en cuanto a prestaciones, calidad y diseño.